La crianza con respeto de Janet Lansbury

20 de junio de 2016

“No hay esfuerzo más radical en sus posibilidades de salvar al mundo que transformar la manera de criar a nuestros hijos.”

― Marianne Williamson.

Hacia otro nivel de cuidado: Guía para la crianza con respeto, publicada a principios de 2015, y Los niños malos no existen: Disciplina sin vergüenza para los más pequeños, publicada en mayo de 2016, son traducciones mías cuya revisión fue obra de Andrea Morete de Bullrich. Ambos libros se basan en el enfoque de crianza RIE (Recursos para Educuidadores Infantiles), un método consciente y respetuoso que puede adaptarse con facilidad a distintos contextos y familias diversas, así como al cuidado en guarderías y jardines de infantes. Janet Lansbury, autora de los libros, es una educadora en crianza, escritora y oradora que se especializa en este enfoque.

RIE es una organización internacional sin fines de lucro dedicada a mejorar la calidad de los cuidados y la educación para la infancia temprana en todo el mundo. Fue fundada en 1978 por la educadora y especialista infantil Magda Gerber y el neuropediatra Tom Forrest. Magda nació en Budapest en 1912; hizo una maestría en educación para la primera infancia y luego tuvo de mentora a la pediatra Emmi Pikler en su enfoque inusual para el cuidado de los niños pequeños. Magda comenzó a trabajar junto a Emmi Pikler en el Instituto Metodológico Nacional (más conocido como Lóczy) en 1945 y trabajaron juntas hasta 1956, cuando la situación política de Hungría hizo que fuera imposible para Magda permanecer allí. Finalmente se instaló con su familia en California, donde fue mentora de Janet Lansbury y se hicieron amigas. Vale la pena destacar que Magda Gerber también tenía un título en lingüística de La Sorbona de París.

En los años que llevo de traductora, he trabajado en varios proyectos interesantes. Sin embargo, a nivel personal estas son unas de las traducciones más significativas en cuanto a contenido, propósito y público lector. Guardan un lugar especial en mi corazón debido a que esta filosofía, junto con un par de otras similares, marca un momento de profundo cambio en mi vida.

El ser padres es engañoso; uno cree que solo está criando a un niño, enseñándole a esa personita cómo vivir y ser en este mundo hermoso y caótico, pero en verdad tú estás aprendiendo y creciendo junto a él. Si tu corazón permanece abierto y la mente consciente, encontrarás que ser padre es el viaje de descubrimiento personal máximo y que, al criar a este adorado ser que te ha sido encomendado, logras alcanzar todo tu potencial.

― Rebecca Eanes.

Los ninos malosHacia otro nivel

 

FacebookFacebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *